La alimentación basada en plantas sí tiene respaldo, y estos médicos lo demuestran con ciencia

La alimentación en base al consumo de vegetales, frutas, cereales integrales y semillas, mejor conocida como “plant based diet”, tiene un gran impacto en la salud, y por lo general, este es un impacto positivo en la vida de las personas que se han tomado el tiempo de experimentarlo a profundidad.

Es famosa por tratar e incluso revertir muchas de las enfermedades crónico degenerativas, producto de la dieta moderna, comúnmente constituidas por el consumo de altas cantidades de productos de origen animal e industrializados. A la par de la aparición de estos hábitos alimenticios, las complicaciones cardiacas y circulatorias, así como el cáncer, y enfermedades respiratorias,están en la cabecera en la incidencia de muerte indicó la OMS (organización mundial de la salud)  en el 2016. No es casualidad.

Grandes estudios en Inglaterra y Alemania mostraron que los vegetarianos tenían un 40 por ciento menos de probabilidades de desarrollar cáncer, en comparación con los consumidores de los distintos tipos de carne. En los Estados Unidos, los investigadores estudiaron a los adventistas del séptimo día, un grupo religioso que es notable porque, aunque casi todos los miembros evitan el tabaco y el alcohol y siguen estilos de vida generalmente saludables, aproximadamente la mitad de la población adventista es vegetariana, mientras que la otra mitad consume cantidades modestas de carnes.

Este hecho permitió a los científicos separar los efectos de comer carne, de otros factores. En general, estos estudios mostraron reducciones significativas en el riesgo de cáncer entre quienes evitaban la carne. En contraste, los estudios de Harvard mostraron que las personas que comían carne todos los días, tienen aproximadamente tres veces el riesgo de cáncer de colon, en comparación con los que rara vez comen carne.

La dieta de los vegetarianos difiere de la de los que comen carne en muchos otros aspectos que evitar la carne. Las vegetarianas tienen una gran cantidad de verduras, frutas, cereales, legumbres y frutos secos, y su dieta es baja en grasas saturadas y relativamente alta en grasas insaturadas, carbohidrato, un polisacárido sin almidón (fibra dietética). Se ha demostrado que varias de las características de una dieta vegetariana influyen favorablemente en los factores de riesgo cardiovascular y algunas se han asociado en estudios epidemiológicos con un riesgo reducido de cardiopatía isquémica o ciertos tipos de cáncer. Los vegetarianos tienden a ser más delgados y fuman menos, factores que son determinantes principales de la mortalidad total cardiovascular y por cáncer.

Así que ¿quiénes son los pioneros detrás de toda esta información que puede salvar a países como México de las epidemias de salud que se viven hoy en día?

Tenemos una enorme cantidad de investigaciones conducidas por profesionales magníficos que nos respaldan también.

Dr. Andrew Freeman
Andrew Freeman, MD, FACC, FACP, es el director de cardiología clínica, director de prevención cardiovascular y bienestar, y profesor asociado de medicina en National Jewish Health in Denver, Colo. También es fundador y co-presidente de American College of Cardiology’s Nutrition & Lifestyle Work Group.

La nutrición rara vez se discutía cuando Andrew Freeman, M.D., F.A.C.C., F.A.C.P., estaba estudiando en su beca de cardiología. Y su experiencia no es única. Una encuesta reciente de alrededor de 1,000 cardiólogos encontró que el 90 por ciento recibió una educación nutricional mínima o nula.

“Cuando comencé mi práctica, era bueno diagnosticando y recetando medicamentos”, dice el Dr. Freeman. “Pero muchos de mis pacientes dependían de las píldoras y no mejoraban”.
“Comí una hamburguesa con queso para la cena”, recuerda el Dr. Freeman. “Luego terminé de leer The China Study esa noche y comencé una dieta vegana al día siguiente”.

En unos pocos meses, perdió 35 libras y su salud mejoró tanto que recibió un reembolso luego de su próximo examen físico de seguro de vida. Pronto comenzó a recomendar una dieta basada en plantas a todos sus pacientes.

“Por primera vez en mi carrera, me sorprendieron las mejoras de mis pacientes”, dice el Dr. Freeman. “Un paciente que sufría de insuficiencia cardíaca, diabetes y sobrepeso abandonó la mayoría de sus medicamentos a los seis meses de comenzar una dieta basada en plantas”.

Web: www.nationaljewish.org/Health-Insights

Dr. Neal Barnard
Neal D. Barnard, M.D., F.A.C.C., es un autor estadounidense, investigador clínico y presidente fundador del Physicians Committee for Responsible Medicine.

El Dr. Barnard descubrió que las grasas saturadas y el colesterol no solo obstruyen las arterias de nuestro corazón, sino también de nuestro cerebro. Desde que su propio padre murió de alzheimer, ha invertido profundamente en esta investigación y cumplió la misión de su vida de asegurarse de que nadie tuviera que pasar por lo que él y su familia habían experimentado.

Junto con el Dr. McDougall, contribuyó en las demandas de 2016 contra las pautas alimentarias poco saludables que el USDA compartió con el público.

El enfoque dietético del Dr. Barnard es solo vegano, bajo en grasa, bastante fácil de seguir, pero no menos efectivo en el tratamiento de la obesidad y la diabetes.

Web: www.pcrm.org/

Dr. McDougall
McDougall se graduó en la Facultad de Medicina Humana de la Universidad Estatal de Michigan.  Realizó su pasantía en el Queen’s Medical Center en Honolulu, Hawaii, en 1972 y su residencia médica en la Universidad de Hawaii. Está certificado como internista por la Junta de Medicina Interna y la Junta Nacional de Examinadores Médicos.

El Dr. McDougall ha desarrollado una dieta nutritiva, baja en grasa y basada en almidones, frutas y vegetales que promueve una amplia gama de beneficios para la salud, y es el autor de varios best-sellers nacionales, incluido su último, “The Starch Solution”.

Web: www.drmcdougall.com/

Dr. Brooke Goldner M.D.
A Dr. Brooke Goldner se le diagnosticó nefritis sistémica de lupus con enfermedad renal en estadio IV a los 16 años de edad y se recuperó de su enfermedad a los 28 años utilizando su protocolo de alimentación. Ha estado libre de síntomas desde entonces, con resultados de laboratorio normales y sin rastro de enfermedad en su cuerpo.

 Ahora, ella educa a los médicos y pacientes sobre cómo curarse y lograr una salud vibrante utilizando su protocolo y alimentos naturales. El protocolo de curación hiper-nutritiva del Dr. Goldner ha ayudado a los pacientes con lupus y una multitud de otras enfermedades.

Web: www.veganmedicaldoctor.com

Dr. Kim A. williams, M.D.
Ex presidente del American college of Cardiology,
nacido en 1955, quien ha sido vegano desde 2003 y desde entonces habló sobre sus razones para hacerlo, en forma privada y profesional.

En la famosa pieza del New York Times, “Consejo de un cardiólogo vegano”, describe cómo su colesterol LDL (“malo”) era tan alto como 170 a la edad de 49 años, a pesar de ser físicamente activo y no comer carne roja o frituras.

Luego cambió a una dieta vegana natural, y seis semanas después su LDL se redujo a 90. Este cambio en sus elecciones de alimentos se inspiró en la literatura médica, estudios observacionales de decenas de miles de personas que siguen dietas vegetarianas y veganas y viven más tiempo que los que comen carne a la vez que tienen tasas más bajas de enfermedades cardíacas, diabetes y problemas renales.

Al Dr. Williams le apasionan los cambios sistémicos, los programas públicos y la educación personal que necesitamos para guiar mejor al público hacia elecciones más saludables.

Web: doctors.rush.edu/Details/1728

Dr. T Colin Campbell.

Uno de los veteranos, el Dr. T. Colin Campbell, nacido en 1934, es un bioquímico estadounidense y profesor emérito de la universidad de Cornell, que creció en una granja lechera. Imagínese la sorpresa cuando su investigación mostró fuertes correlaciones entre la proteína animal y el cáncer.

Fue uno de los científicos principales del Proyecto China-Cornell-Oxford que desafió sus fuertes creencias sobre la leche y sus efectos supuestamente “positivos” para la salud. Ahora, eso es lo que llamamos un individuo de mente abierta.

Él ha acuñado el término bien conocido WFPB (Whole Food Plant Based) y prefiere el enfoque “holístico” hacia la nutrición en lugar del punto de vista reduccionista, porque encuentra que un alimento natural ofrece más que sus nutrientes individuales.

Ha trabajado como asesor científico de alto nivel en el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer y es miembro del comité asesor del Comité de Médicos por una Medicina Responsable. Campbell apareció en los documentales Forks Over Knives, Vegucated y PlantPure Nation, el último de los cuales fue producido por el hijo de Campbell, Nelson Campbell.

Web: https://nutritionstudies.org/es/

Comments are closed.